Logo del Quitometro Quiti, la mascota de quitometro.org

Herramientas personales
 Menú Wiki 
 Mapa del sitio 
 Donaciones 
 Banners 

Tabaquismo

De La Quitopedia

Se llama tabaquismo a la adicción al tabaco, producida por la nicotina que contiene.


Tabla de contenidos

Tipos de tabaquismo

La adicción al tabaco posee tres vertientes: la dependencia de comportamiento, la dependencia psíquica y la dependencia física.

Dependencia de comportamiento

Esta dependencia está ligada a la vertiente social del hábito de fumar. A lo largo del tiempo, un fumador va asociando determinadas situaciones al hecho de fumar, de forma que termina fumando siempre en esas situaciones, como al salir del trabajo, al jugar a las cartas con los amigos, etc. Cuanto más arraigadas estén estas asociaciones, mayor será la dependencia de comportamiento.

Esta dependencia es la más fácil de vencer cuando se deja de fumar.

Dependencia psíquica

La nicotina, como sustancia psicoactiva, produce al fumador sensaciones de placer, relajación, o vigilia, además de servir como analgésico y anorexígeno (quita el hambre). Esto significa que encender un cigarrillo representa un refuerzo positivo para el fumador, al asociar el cigarrillo a ciertas sensaciones placenteras. La acumulación de estos refuerzos positivos termina generando la dependencia psíquica del tabaco.

Esta dependencia es para mucha gente la más difícil de superar al dejar de fumar.

Dependencia física

Tarda más en aparecer, y no siempre se produce. Después de años fumando, el síndrome de abstinencia empieza a hacerse notar después de unos minutos u horas sin encender un cigarrillo. En esos momentos el fumador no fuma para obtener sensaciones placenteras, sino para evitar las desagradables sensaciones que produce este síndrome: nerviosismo, irritabilidad, pensamientos obsesivos, etc. Son, pues, los refuerzos negativos los que aparecen en esta fase de la dependencia.

En los casos en que se produce, superar la dependencia física al dejar de fumar es duro, pero sus efectos duran menos que los de la dependencia psíquica.


De acuerdo con lo anterior, existen tres grandes grupos de fumadores:

  1. Fumadores con dependencia sólo de comportamiento. Sólo fuman en determinadas situaciones, principalmente en acontecimientos sociales. Representan aproximadamente el 15% de los fumadores.
  2. Fumadores con dependencia de comportamiento y psíquica. Fuman para sentir los efectos placenteros de la nicotina (disminución de estrés, falta de hambre, etc.). En general consumen más tabaco más que los anteriores, si bien depende de las circunstancias laborales o familiares en que se encuentren. Representan aproximadamente el 55% de los fumadores.
  3. Fumadores con dependencia de comportamiento, psíquica y física. Necesitan fumar cada poco tiempo para evitar las sensaciones negativas del síndrome de abstinencia, por lo que en general consumen más de 20 cigarrillos diarios. Representan aproximadamente el 30% de los fumadores.


Efectos del tabaquismo

La nicotina y los alquitranes que contienen los cigarrillos producen a la larga multitud de consecuencias patológicas en el organismo. A continuación se explican las más importantes:

Cánceres

El componente del tabaco asociado a la aparición de cánceres son los alquitranes, siendo el principal elemento cancerígeno el benzopireno. Otros alquitranes cancerígenos contenidos en el humo del tabaco son las nitrosaminas, los derivados fenólicos y otros hidrocarburos aromáticos.

El consumo de tabaco está asociado directamente a los cánceres de boca, de laringe, de los bronquios y del esófago, y favorece la aparición de los cánceres de vejiga, riñón, cuello del útero, estómago, páncreas y otros.

Enfermedades respiratorias

El tabaco contiene diversas sustancias irritantes que dificultan enormemente la limpieza y la protección de los tejidos pulmonares. Debido a ello, los pulmones de un fumador retienen con más facilidad contaminantes atmosféricos y disponen de menos medios de defensa ante posibles infecciones.

El efecto de lo anterior es que el tabaco es responsable directo de la aparición de bronquitis crónica, enfisema pulmonar, infecciones agudas, EPOC, etc.

Enfermedades cardiovasculares

El monóxido de carbono contenido en el humo del tabaco disminuye la oxigenación de los tejidos y provoca por tanto enfermedades como la arteriosclerosis y la isquemia coronaria, con riesgo de infartos. La arteriosclerosis es también producida por los hidrocarburos contenidos en el humo del tabaco.

Por otro lado, la nicotina origina mayor tensión arterial, y por tanto mayor trabajo del corazón, lo cual unido a la disminución de la oxigenación de la sangre producida por el monóxido de carbono es un factor de riesgo para accidentes coronarios y muerte súbita.

Otras

El tabaquismo produce otras alteraciones fisiológicas, como por ejemplo:

  • Las plaquetas tienen mayor adherencia, lo que favorece la aparición de trombos.
  • Descenso del colesterol HDL (el bueno), y aumento del colesterol LDL (el malo).
  • Aumento de la viscosidad sanguínea, con mayor dificultad para la irrigación de los tejidos.
  • Vasoconstricción arterial, lo que provoca dificultad para cicatrizar y enfriamiento de las extremidades
  • La nicotina produce diversas alteraciones que conducen al agravamiento de las úlceras gastroduodenales.
  • Envejecimiento prematuro de la piel.


Referencias

  • Gilbert Lagrue. Dejar de fumar. Alianza Editorial (1999)
Subir Subir
Email  contacto(at)quitometro.org


El sitio quitometro.org, así como los programas Quitometro y Quitomzilla, responden a una iniciativa personal de su autor y han sido creados como pasatiempo y sin el menor ánimo de lucro. El único objetivo perseguido es que todo esto le pueda resultar de alguna utilidad a quien quiera dejar de fumar. Muchas gracias por visitarnos.
Agradecimientos - Estadísticas

Manifiesto por la liberación de la cultura McAfee SiteAdvisor Creative Commons License  Esta web está bajo una
 Licencia Creative Commons.


Tienes Javascript desactivado. Algunas funcionalidades de esta web pueden no funcionar correctamente.